Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Motín que dejó siete muertos en Guatemala comenzó después del asesinato de una modelo venezolana afuera de la cárcel

Según República.GT, la modelo Anais del Carmen Gambin Méndez, de 30 años de edad, llegó a Guatemala procedente de San Cristóbal, capital del estado de Táchira, Venezuela. Mantenía una relación con Carlos Roberto León Barillas, un reo del penal de Cantel

Dio el salto al mundo del modelaje luego de participar en eventos de belleza en su tierra natal. Tal y como lo demuestran videos publicados en Youtube de cuando tenía 19 años y aspiró a la corona de Miss Táchira, 2011, pero sin lograr figurar como finalista.

Para entonces, la venezolana, de 1.75 metros de altura, lucía melena oscura, la que cambió por color rubio a finales de 2012, tan solo meses después de asentarse en territorio guatemalteco.

En la actualidad, residía en Quetzaltenango, donde el miércoles murió a balazos y hasta el mediodía de este jueves nadie reclamaba su cuerpo en la sede del Inacif en esa localidad.

Venezolana tenía residencia permanente

Según el perfil de Facebook de la venezolana, trabajó como edecán de varias marcas en el país, específicamente para amenizar eventos deportivos. Varias fotografías de 2016 dan cuenta de ello.

Lo hacía con residencia temporal, pero luego su estatus migratorio cambió cuando registró a su primer hijo guatemalteco, según el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM). La situación le permitió acceder a la residencia permanente hace no más de un año, según las autoridades.

El nombre de la venezolana Gambin, resonaba en el ámbito del modelaje guatemalteco y últimamente en el penal de Cantel, Quetzaltenago, por sus frecuentes visitas a Carlos Roberto León Barillas, su pareja sentimental y con quien tenía dos hijos, de 4 y 2 años de edad, aproximadamente, según investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC).

León Barrilas es nieto del narcotraficante Juan José “Juancho” León, asesinado en 2008. Guarda prisión por presuntamente liderar una estructura de narcotráfico. También el Ministerio Público lo acusa de asesinato, extorsión y apropiación de una finca de Q5 millones.

A pesar de ese perfil, un grupo de pandilleros en apariencia, decidió extorsionarlo a cambio de no lastimar a su mujer. Pero el aviso no fue atendido y el miércoles, cuando la venezolana abandonó la cárcel, fue atacada balazos y su deceso supuestamente desencadenó minutos después el sangriento motín ocurrido en Cantel, que dejó al menos siete reos muertos.

Fuente: República.GT

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados